ZOOM / De la web a la sala

  • Turistas
  • Viola
  • Tu dors nicole
  • Nena
  • La hermana
  • Entre los dos
  • Zaneta
  • Bloody daughter
Turistas / Sihgtseers
Tu dors nicole /
La hermana / L'enfant d'en haut
Entre los dos / You're ugly too
Bloody daughter /
El falso debate cine en salas o cine en casa renueva una certeza: el cine es la película, alrededor de la cual se generan experiencias cinematográficas infinitamente diversas. El tamaño de la pantalla condiciona una forma de vivir nuestra experiencia como espectadores. Pero todo lo que sucede fuera de la pantalla también: estímulos que completan esa experiencia, incluso cuando son desagradables o inesperados. En casa, la película convive a veces, y compite otras, con información que complementa o interrumpe nuestro contacto directo e íntimo con la pantalla. En la sala, templo oscuro y silencioso, suenan celulares, papeles de caramelo y toses que también incluye la opción de ver cine con otros. En su huída hacia adelante, las salas se aferraron a la digitalización con cierta desesperación e inventaron, o resucitaron, el 3D, el 4D, el XD y cualquier otro truco que la experiencia hogareña no pudiera imitar. El online instaló las series y el consumo ubicuo: si te quedas encerrado en un ascensor, podés esperar a los bomberos viendo una película o el último capítulo de una serie. Cada medio, a su manera, sumó alternativas. No hay debate. No es sala de cine o cine online, ni el online vino a matar a las salas. Todo es cine, y todo es actual: ver cine en el sillón de casa hoy ya es mainstream, e ir a una sala oscura con desconocidos y el celular apagado, casi un acto de rebeldía. Para el espectador no existe la exclusividad: hoy es una serie en casa, mañana una película en un cine, pasado un corto viajando en colectivo. Es algo parecido a la libertad. Aprovechemos. Manuel García, distribuidor de películas El Cairo Cine Público cuenta en su plataforma www.elcairocinepúblico.com.ar con una oferta online de películas independientes y premiadas no estrenadas en salas rosarinas.  Febrero y marzo serán los meses para vivir la experiencia de verlas en pantalla grande.