LA GRATIS / Marcellooo!

  • Todos están bien
  • La dolce vita
  • La noche
  • Allonsanfan
  • Los compañeros
  • Noches blancas
  • Un día muy particular
  • Matrimonio a la italiana
Todos están bien / Stanno Tutti Bene
La dolce vita /
La noche / La notte
Allonsanfan /
Los compañeros / I compagni
Noches blancas / Le notti bianche
Un día muy particular / Una giornata particolare
Matrimonio a la italiana / Matrimonio all'italiana
“Marcello, come here! Hurry up!” dice Anita Ekberg en LA escena emblemática de La dolce vita. Esa frase nos hace visualizarlo a él, al único, al más grande actor italiano de todos los tiempos: Marcello Mastroianni. Además de haber colaborado con TODOS los cineastas italianos (por nombrar algunos: De Sica, Comencini, Visconti, Monicelli, Germi, Risi, Tornatore, Scola, Antonioni, los hermanos Taviani, Fellini, entre otros) y de ser un actor fenomenal, Marcello siempre supo ser él: Marcello. Año tras año compuso a numerosos personajes que oscilan entre el tierno humor, la sutil ironía, la tristeza y el desencanto, la euforia y el arrojo, el velado deseo y el mismo desenfado: el hombre común, el vecino, el rey, el atormentado, el amigo, el loco, el abuelo, el sex symbol, el ladrón, el dandy, el revolucionario, el extranjero, el cura, el marido… uno y mil, siempre él. Pensar en Marcello es pensar en la historia del cine italiano: no nos resistamos más, recordémoslo, vivámoslo. No nos va a costar mucho.